Cataviña, en Baja California

Cataviña es otro de esos lugares especiales en Baja California ubicada a 120 km al sur de El Rosario.

Si bien cuenta con unos pocos moteles y un par de restaurantes sencillos, Cataviña recibe más su atractivo cuando del paisaje se trata.

Mientras conduces hacia este lugar, se despliega ante tu vista como incluso te vas desplazando hacia otro planeta. Los miles de magníficos bloques de piedra de gran tamaño y sus gigantescas formaciones rocosas te harán sacar un suspiro.

Esta área es conocida como el jardín de rocas de Baja California y después de viajar hacia este lugar sabrás por qué.

En sí, no hay mucho que hacer en este lugar, más el desierto y las rocas gigantes son lo que hacen de Cataviña un lugar único.

Hay algunas pinturas rupestres menores al norte de Cataviña. Eso y tal vez un paseo temprano en el desierto de la mañana así como un recorrido en bicicleta o en un ATV podrían ser lo más excitante.

Esta es una gran zona para montar con cuidado llevando un GPS portátil, cuenta con muchos senderos en el desierto circundante. Para aquellos que pasan la noche aquí, es un lugar ideal para observar las estrellas, será difícil encontrar un lugar mejor.

Los mejores alojamientos del lugar son sin duda en el Hotel Misión (solía ser el La Pinta Desert Inn).

Este hotel tiene 56 habitaciones, una piscina y un restaurante de feria. Venden refrescos y bocadillos fríos, ofrecen (por satélite) llamadas de larga distancia (es caro) y normalmente aceptan tarjetas de crédito. Aquí puedes preguntar sobre una visita a las pinturas rupestres.

En general, varios son los conductores que suelen pasar la noche aquí después de un largo viaje en cualquier dirección, así además de descansar, pueden disfrutar del lugar y su vista.

Es altamente recomendable que si vas a realizar este viaje, procures hacer una reservación previa.

Es curioso, pero este es uno de esos lugares remotos que se llenan rápidamente ante la llegada de visitantes.

Conducir hacia el norte o al sur de Cataviña, después del anochecer, definitivamente no está en la lista altamente recomendable de cosas que hacer en Baja California.

Por lo tanto, si planificas bien tu viaje por ejemplo, Cataviña es un destino bastante fácil de transitar para el primer día desde la frontera en donde manejas entre 7-8 horas.

Después de manejar te alojas en Cataviña, disfrutas de sus alrededores y vives una noche bajo las estrellas para continuar tu viaje hasta los Cabos en donde serán cerca de 15 horas o La Paz que es un poco menos, 13 horas en promedio, si vas hacia el norte.

Ya llegando a tu destinos, podrás descansar en alguno de los hoteles en los Cabos en donde te recibirán con los brazos abiertos para disfrutar de sus bellos lugares.

O bien en La Paz.

La parte de vivir un viaje por carretera es justamente el hacer estos pequeños tiempos entre el destino final debido a esos lugares remotos que apenas y se ven en un mapa es lo que le pone sabor y adrenalina a tus vacaciones.

Ya habrá tiempo de continuar con la relajación.